5 Consejos al comprar un disco duro externo

disco-duro-externo

Un día u otro llega el momento que necesitamos comprar un disco duro externo como respaldo, para liberar espacio en nuestro ordenador o como medio de transporte.

 

 1. Definir el uso que le daremos

 

Este factor es muy importante, por eso lo pongo el primero. Me explico un poco mejor con un ejemplo: no necesitaremos el mismo tipo de disco duro externo si lo que queremos es transportar información del trabajo a casa (si un pendrive no es suficiente) o si lo que queremos es simplemente hacer un respaldo externo o aumentar externamente la capacidad de nuestro ordenador.

En el primer caso, necesitamos un disco duro pequeño, confiable, que soporte el transporte bien (uno que otro golpecillo no lo deje fuera de combate) que no lleve muchos cables ni alimentación externa.

En el segundo caso, nos podremos ahorrar un poco si compramos un disco duro de mayor tamaño (dimensiones físicas, no hablo de capacidad) que tenga un alimentador externo, pues siempre estará en casa y posiblemente tenga su lugar fijo junto a nuestro ordenador de escritorio.

También podría servirnos el decidir esto, pensar en el tipo de tecnología que usa el disco duro: uno de «toda la vida» de platos giratorios que se estropean fácilmente con los golpes, o un disco duro de estado sólido que no son afectados por las vibraciones ni golpes, pero son mucho más costosos.

Así que, primer consejo, pensemos bien ¿para qué usaremos el disco duro externo?

 

2. Capacidad 

 

El tamaño sí que importa, no es lo mismo 1 tera que 2 teras, pero claro, mientras más capacidad tenga un disco, será mayor su precio y posiblemente su tamaño físico también (no existe una relación directa). Debemos meditar qué capacidad es la adecuada para nosotros, no existe una receta universal. Básicamente pensar en qué queremos almacenar y que eventualmente, todo disco duro externo se llena, sea de la capacidad que sea y que en algún momento del futuro tendremos que añadir otro, o sustituirlo por uno más grande.

Segundo consejo el tamaño importa!, ¿Me servirá realmente esa oferta de disco duro de 500MB? ¿no será mejor gastar un poco más y comprar aquel otro de 1,5 teras?

 

3. Conectividad y velocidad

 

Esto es importante y va relacionado con el tamaño también. Existen varios estándares de velocidad y conectividad, tenemos el USB 1, el USB 2, USB 3, el firewire; cada uno nos dará una tasa de transferencia (la velocidad en la que se copian o leen los archivos desde y hacia el disco duro externo) por ejemplo:

  • USB 1: 0,19 MB/segundo
  • USB 2 : 60 MB/segundo
  • USB 3: 600 MB/segundo
  • Firewire: entre 100 y 400 MB/segundo

Pero no todo es la velocidad, porque está el segundo factor: la conectividad. No me sirve de nada tener un disco duro externo muy moderno, que sea compatible con USB 3, si lo voy a conectar en dispositivos sólo con USB 2, porque la velocidad estará reducida a la que pueda dar el dispositivo más lento siempre.

O comprar un disco duro de conexión firewire y al llegar a casa descubrir que sólo el ordenador de escritorio tiene firewire y el portátil no! y no lo podré usar ahí.

Tercer consejo: verificar qué tipo de conectores tienen los dispositivos donde planeo usar el disco duro externo

 

4. Marca

 

Sinceramente no soy adicto de las marcas, mi ordenador de escritorio es de marca blanca, armado pieza por pieza por mí, pero en cuestión de estos pequeños bichos, si que me gustaría decir que prefiero un disco duro de marca reconocida. Como experiencia personal, alguna vez compré una carcasa para convertir algún disco en disco duro externo, y resultó ser más grande y lento que un disco duro externo de marca.

Mi consejo personal es comprar una marca que «suene», no tiene que ser el más caro, pero si al menos una marca conocida, por ejemplo, y no limitándose a: Iomega, Toshiba, WD, LG, etc..

Cuarto consejo: marcas blancas son más baratas y casi siempre de la misma calidad, pero en dispositivos como los discos duros externos, no vale la pena ahorrar por la marca blanca.

 

5. Buscarlo en Google

 

Si echamos una mirada a cualquier tienda de informática, o a tiendas online de cupones, veremos que existe una gran variedad de marcas y modelos. Una vez tengamos claro la capacidad y el tipo  de conectividad, nos queda elegir una marca, veremos que existen diferencias, algunas veces brutales entre unas y otras, mi consejo es, ni muy caro, ni muy barato.

Aquí es donde entrar en juego este consejo, buscarlo en google. Tomemos notas en la tienda de informática, disco duro x, de x marca, modelo x, y busquemos en google, pero, ¿qué buscamos con precisión? los comentarios de los usuarios, en tiendas en linea o en foros:

  • ¿es un disco duro que da problemas?
  • ¿han experimentado usuario problemas de conectividad?
  • ¿no lo reconocia un x o y tipo de ordenador?
  • ¿no funcionaba, o dejo de funcionar de un día para otro?
  • ¿requiere un proceso de actualización del sistema operativo?
  • ¿es compatible con Windows? y ¿Mac? y ¿Linux?

Quinto y último consejo: preguntar a los demás, usa google, averigua si es un disco duro confiable; muchas veces, de una misma marca reconocida un modelo en particular puede tener problemas.

Espero que estos consejos te ayuden en la elección de un buen disco duro externo.

 

¿Te ha gustado? ó ¿te ha sido útil? Déjame tu comentario.

Recuerda que también puedes suscribirte a mi lista, para recibir artículos como este en tu correo electrónico.

Community Manager, bloguero, informático de profesión, con más de 15 años de experiencia, amante del software libre y linuxero.

Facebook Twitter LinkedIn Google+ YouTube Skype 

Ulises (94 Posts)

Community Manager, bloguero, informático de profesión, con más de 15 años de experiencia, amante del software libre y linuxero.


 

7 Responses to 5 Consejos al comprar un disco duro externo

  1. Liliana dice:

    Tengo que incorporar a mi computadora, programas de edición de videos bastante pesados y complejos, como Photoshop, britch, Adobe Premiun, y demás,la pregunta es: me conviene comprar un disco duro externo y de que capacidad. Gracias.

    • Ulises dice:

      En el caso que me comentas, además de necesitar espacio de almacenamiento en el ordenador, también necesitas un sistema con buena capacidad. Un disco duro externo seguro te servirá para respaldar tus trabajos. Pero en este tipo de aplicaciones mi sugerencia es un disco duro interno, puede ser una segunda unidad adicional a la que tiene el sistema operativo. En cuanto a capacidad seguro podrás encontrar a buen precio uno de 1 o 2 terabytes.

  2. Raúl Álvarez Manzano dice:

    Gracias Ulises.
    No sabía lo que tú me has escrito.
    Ahora puedo manejarme con más confianza en este camino.

  3. Fanny dice:

    Hola…me parece muy buenas tus recomendaciones.
    Exitos

  4. Arturo Olivos R. dice:

    Que atinados sus consejos, mi experiencia con los discos duros externos es mala, llevo 2 discos y que por un golpecito han dejado de funcionar con toda mi información… Tomare en cuenta el dejar de comprar discos duros de platos giratorios… Pero como los diferencio a la hora de comprar…

    • Ulises dice:

      Gracias Arturo,

      La principal diferencia entre los discos duros de platos giratorios y de los discos duros de estado solido (SSD), son que los segundos no tienen ninguna piezas móviles, en las especificaciones de la caja o embalaje podrás ver que indica SSD, otra pista también, es que no debería existir ninguna referencia a cuanto a velocidad en RPM (revoluciones por minuto) pues como mencionaba antes, no tiene piezas móviles, en su lugar tendrás información de velocidad de transferencia en lectura/escritura.

      Espero que esta información te sea de utilidad.

      Saludos,
      Ulises

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »